Perdido Godot presenta “Acantilados y otros accidentes”

Hace tan solo unas semanas tuve la suerte de conocer a los chicos de Perdido Godot y digo suerte porque si no los hubiese conocido no hubiese vivido lo que viví el pasado sábado en la sala Even de Sevilla.

Al llegar a la ya mencionada sala había pocas personas, casi todas pegadas a la barra. Habían pasado 45 minutos desde la hora puesta en el cartel pero ninguno de los 3 grupos que tocaban esa noche se había subido aún al escenario, la noche no pintaba demasiado bien pero desde luego me equivoqué.

No tardaron mucho más de 10 minutos en que las guitarras del grupo abulense Gotelé empezase a sonar, los componentes de Gotelé se veían sorprendidos por la diferencia entre el público abulense y el sevillano. La sala Even se había ido llenando de más gente de forma progresiva pero se mantuvo relativamente vacía y con un espacio entre el escenario y el público hasta el final de la actuación del segundo de los grupos, casi hasta el final de la actuación de Radio Focaccia. Entre risas y canciones, durante esta segunda mitad del concierto, hubo momento para congelar el tiempo, para dejar el alma de todos los presentes como si estuviese fuertemente apretada por un puño, cuando Mery Espinosa, vocalista del grupo, dedicaba la canción Espuma de cerveza al fallecido Pablo Ráez cuya noticia era lo único que se podía leer por las redes sociales aquel sábado 25 de febrero.

Llegado el momento en que Radio Focaccia terminaba su actuación en este triple concierto, llegaba el momento de los
anfitriones, llegaba el momento de la actuación de Perdido Godot. En el mismo momento en que Radio Focaccia empezaba a desmotar todo lo que habían necesitado para su actuación y Perdido Godot empezaba a montar, el público se pegó al escenario todo lo posible, incluso llegué a pesar que sucedería como en los conciertos de Batracio con el público subiendo al escenario, sus canciones empezaron a sonar. La fuerza en sus canciones y el sentimiento al cantarlas y tocarlas fueron las señas más identificativas de aquella noche en lo que a su música respecta. El público estaba entregado y los momentos de risa y buen rollo surgían de forma continua aunque, sin duda, la actuación de Perdido Godot se hizo demasiado corta, quizá por
ser los anfitriones de la noche, quizá por estar presentando un nuevo disco que aún no ha visto la luz pero, fuese por la razón que fuese nadie quería que Perdido Godot bajase del escenario.

Este concierto fue la presentación del segundo EP de Perdido Godot, un EP que se esperaba saliese durante el mes de febrero pero que, finalmente, será durante este mes de marzo cuando podamos escucharlo en plataformas digitales.

Por: Irene Lucena

DML + Guilles + Neter. Oscuridad y locura en estado puro.

 4 años ago

EL Gueto con Botas y Batracio en la Malandar. Empezar el puente con buena música

 4 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *