El Sol salió. El sol se apagó

Martes 27 de mayo de 2014, Javi Vargas y José Rodríguez, abanderados del grupo La Dstyleria, se subían al escenario del ya cerrado local por excelencia de los cantautores y poetas sevillanos, se subían al escenario de La Estación, ese pequeño rincón próximo a la IMG_0520Alameda de Hércules donde cada martes, con su programación del vía libre, poemas, canciones y microteatros retumbaban en las paredes del que para mí era el más acogedor de los lugares de Sevilla. Los dos componentes del nuevo grupo procedente de San José de la Rinconada subían a cantar dos canciones, como el resto de artistas de la noche. El tiempo de esas dos canciones fue más que suficiente para enganchar a cualquiera al “buen rollismo” de La Dstyleria. Musicalmente hablando aquel día salí enamorada de La Estación.

Desde aquel martes de hace casi dos años no los había vuelto a escuchar en directo, no por falta de oportunidades precisamente, sin embargo no les había perdido la pista, seguí cada uno de sus pasos desde el otro lado del ordenador gracias a las redes sociales. Esa racha de perder un concierto suyo detrás de otro se acabó el pasado viernes 11 de marzo cuando presentaban, de nuevo, su disco El sol saldrá en la Sala Malandar, un verdadero amanecer en forma de música.

Sabor a Calle

La apertura de puertas a las 21:30 con puntualidad inglesa dejaba a algunos de los presentes con el último cigarro y la primera cerveza esperando en la puerta el comienzo del concierto, un comienzo que no se hizo esperar. Sobre las 21:45 aproximadamente subía al escenario el grupo gaditano Sabor a Calle quienes pusieron música a la primera hora de la noche e hicieron entrar en calor para evitar las lesiones que pudiesen generar posteriormente tanto bailar y saltar con La Dstyleria. Sabor a Calle se presentó con sus siete componentes sobre las tablas de Malandar, con sus letras pegadizas y sus ritmos callejeros. Tan solo 1 hora después, a ritmo de su canción Novio feo con todo el público cantando “Yo busco un novio feo pa’ que nadie me lo quite y buscando encontré al más bonito que existe”, estribillo de la canción.

Diez minutos después de que Sabor a Calle bajase del escenario, tras cambiar cables, probar guitarras y situar una cámara deportiva pegada con celo al extintor que había más próximo al escenario, los ritmos de La Dstyleria no se hicieron más esperar. Nueve personas se juntaron en el escenario de Malandar. Sus canciones estaban hechas para bailar, para cantar, para saltar y para volverse loco a ritmos de reggae, ska y cumbia. Durante las canciones a Javi Vargas, vocalista, se le veía disfrutar, bajabaIMG_0923 del escenario una y otra vez hasta que, rozando el final del concierto, bajar del escenario se volvió aburrido y fue mejor saltar, saltar sobre el público que lo manteó y de nuevo lo dejó en el suelo entre las sonrisas del resto de componentes de la banda. En el tiempo que La Dstyleria estuvo haciendo de las suyas con la música, hubo tiempo para colaboraciones, colaboraciones como la de Inmaculada Barranquero o Ñete Lorente. Si pocas eran las personas que había sobre el escenario durante la actuación de La Dstylería la imagen final con los componentes de estos y de Sabor a Calle juntos, sobre el mismo escenario, era un espectáculo por si sólo.

La Dstyleria presentaba el disco El sol Saldrá. El sol salió, en forma de música amaneció y en forma de música el sol se apagó cuando las guitarras dejaron de sonar cerca de la 1 de la madrugada.

IMG_1648

Por: Irene Lucena

Ribadeo sobre el sur. Cortesía de Bittersweet.

 5 años ago

SanSan Festival, contra viento y marea

 5 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *