DML + Guilles + Neter. Oscuridad y locura en estado puro.

Sábado 11 de febrero.  La noche caía sobre la ciudad hispalense, y el público se preparaba para una velada de metal y diversión. Siendo una noche en la que se daban varios conciertos de metal en la capital, la sala La Calle contaba con un buen número de asistentes que fue creciendo según pasaba el show.

DML

Tras entrar en la sala a eso de las 20:30 y calentar los motores, DML abrió el concierto con una intro de doom oscura y haciéndonos entrar en una profunda y aterradora atmósfera de infinita pobredumbre, como sacado de un libro de lovecraft, para luego romper con una cascada de brutalidad, velocidad y caos. DML son sevillanos y se estrenaban en los escenarios con un sonido que mezcla las diferentes vertientes del metal extremo, haciéndose notar sobre toda la influencia del grindcore y el black metal con toques e interludios de la música industrial (Grupos como Napalm Death, Brutal Thing, Agoraphobic Nosebleed o Anaal Nathrakh se podían escuchar en sus canciones).

DML

He de reconocer que no soy amante de estas vertientes del metal extremo, aún siendo amante del género, pero me faltaba melodía en las líneas de guitarra y bajo, y con poca definición entre las partes instrumentales, con una batería muy alta a mí gusto. Aún así, DML supo manejar completamente el show y dar su concierto como ellos querían, presentando un caos sonoro que contaba con las voces diversas entre los guturales profundos y los berridos más agónicos, haciendo que el público, tras cada tema se volviese loco. Un punto a decir sobre el público es que durante toda la noche no hubo ni pogos ni mosh, lo cual me pareció decepcionante y poco motivador para las bandas, que si que estaban mostrando el 100% de su energía.

Guilles

Posterior a la tormenta de vísceras que había sido DML, se empezó a preparar el siguiente grupo, los valencianos Guilles empezaban a prepararse para dar la lluvia de Death N Roll que les caracteriza. Un sonido muy propio y particular que mezclaban desde el Death Metal melódico con el Rock N Roll, el Thrash/Groove Metal  y el progresivo, haciendo una mezcla extraña de cojones y con un toque muy personal, lo cual a mi me flipa, hasta el punto de que me fui con una camiseta de ellos a casa.

Empezaron a cien desde el primer minuto, rebanando cabezas y cuellos con riffs afilados, ritmos frenéticos y melodías que se acercaban a la épica, y luego pasando a ritmos más pesados e instrumentales con más peso melódico, en el cual la guitarra solista resaltaba con un sonido muy conseguido y preciso, sabiendo darle los toques a cada tema, y que posteriormente convertían en ritmos frenéticos y sin pausa, con ese ‘‘tupa-tupa’’ tan característico del thrash metal, a su vez que un cantante muy entregado que no paraba de acompañar sus letras con diversas gesticulaciones, dándole así una especie de atisbo a ritual a lo que estábamos viviendo. Las pegas, aunque pocas, vienen del tema de sonorización, me hubiese gustado notar más la presencia de la guitarra rítmica, y un poco menos la del bajo y la batería, que a veces ocasionaba que se generase un poco de caos al intentar definir cada instrumento, pero bueno, eso son temas de sonorización.

La actuación estuvo brillante, con juegos de voces, mucha energía desde el escenario y una ejecución magnifica. Podría decir los diferentes grupos a los que me recordó su sonido pero ninguno se parece realmente, si no que se aproxima, dicho esto, para los amantes de grupos como Chaos Before Gea, Angelus Apatrida, Pantera, Revocation o Mastodon. Guilles es más que una recomendación, es casi de escucha obligatoria.

 

Setlist:

  • Born
  • Fly Over The Crap
  • Predator
  • Dehumanized
  • Lines
  • Disobedient
  • Enraged
  • Spoon of Ants
  • Lost
  • Push The Red Button
  • Clone
  • Seed and Reincarnation
  • Alive

Neter

Tras la espectacular actuación de Guilles, en la que el público volvió a estar un tanto frío en cuanto a pogos, llegaba el momento de mayor oscuridad de la noche, los sevillanos Neter preparaban el escenario para dar una descarga de pura negritud melódica.

Nunca había tenido la oportunidad de verlos, y al poco de empezar ya me llamaron la atención con un sonido contundente y rápido en las cuerdas, a su vez que la parte rítmica le confería la pesadez necesaria para generar semejante burbuja de oscuridad, un punto a favor en referencia a las anteriores actuaciones pues la sonorización estaba mejor nivelada. El público empezó siendo poco, y acabo abarrotando la sala, generando así los momentos en los que estaba más animado el público de todo el show, dándose con más frecuencia el headbanging entre el público.

Neter

A nivel técnico, el sonido de Neter puede recordar a grupos como Behemoth, Belphegor, Rotting Christ o Septic Flesh, y en lo que fueron sus nuevos temas un poco a los australianos Ne Obliviscaris, los cuales fueron los que más me llamaron la atención, y la ejecución y la energía de los integrantes del grupo fue acorde a su música, dando así una lección de buen Black/Death metal con toques de metal técnico y progresivo.

Si tuviera que quedarme con algún tema del grupo, seria “Faceless”, la cual me pareció especialmente interesante e innovadora respecto a sus otros trabajos.

Setlist:

  • Contagium Vivum
  • Pulsar
  • Idols
  • Echoes from Bhopal
  • Predicament
  • A New Beginning
  • Triumphan March
  • Faceless
  • Fallen Moai
  • Tongues of Shiva.

Neter

Dicho esto, se acabó el show, los grupos agradecieron enormemente al público y a la sala su implicación, y cada mochuelo se fue a su olivo.

Por: Guille Carmona

Mäbu. Bienaventurados los que estuvimos en la Sala X

 4 años ago

Perdido Godot presenta “Acantilados y otros accidentes”

 4 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *