Antonio Lizana en sala La Calle: más allá de la fusión

Sobre las diez de la noche se calentaba el ambiente con un color peculiar, el tiempo atmosférico nos dio un respiro y pudimos entrar secos a la sala la Calle. Esperaban los instrumentos posados en un escenario alto que daba cierta impresión de majestuosidad. Antonio Lizana volvía a Sevilla, esta vez, en formato de quinteto estaba a punto de empezar.

Antonio_Lizana_Sevilla

Pocos minutos después de las diez y media de la noche se abría la brecha de sensaciones: Lizana saca el saxo a cantar y abre uno de sus temas más potentes en directo: “La semilla”. Era fácil dejarse llevar por la técnica y el gusto de cada uno de los músicos. Shayan Fathi a la batería, Jesús Caparrós al bajo, Daniel García al piano y Antonio Lizana al cante y el saxofón. Completa el quinteto Mawi Mateo de Cádiz al baile y los jaleos. Así los presenta el artista de San Fernando. Tuvimos el resto del concierto para valorarles tanto individual como grupalmente y aprobaron con buenísima nota.

El show continuaba con “Tú déjalo estar”, con improvisaciones de piano y saxo en una sala ya más que entrada en calor. Daniel García introdujo “Mi estrella”, donde Lizana expuso su capacidad para idear variaciones con un sonido muy característico. Uno de los puntos más fuertes de la noche llegó con “Déjate sentir”, el primer tema de su segundo disco (“Quimeras del mar”, 2015). En este tema tuvimos la oportunidad de ver a Mawi en acción. Con taconeo decidido y mirada firme nos inundó de compás, su presencia daba una dimensión totalmente distinta, mucho más rica, al espectáculo.

“Nos quisimos así” parecía ser una canción muy personal para Antonio Lizana, la presentó con palabras íntimas. El saxo y el baile cobraron mucho protagonismo en este tema también. Poco después, el quinteto se propuso abrir el melón del último disco (“Oriente”, 2017) con “Fronteras”, donde Lizana vuelve a presentar a la formación. Alegría Mari! y una fiesta de improvisaciones terminaban de hacer que el público aplaudiese como nunca antes había visto en una sala.

Antonio_Lizana_Sevilla

Hacen mutis pero, a pesar de llevar ya una hora y media encima del escenario, necesitábamos más de esta magia. Respondieron a los coros de “¡otra!” a tres por cuatro y volvieron a subir para despedirse, como es tradición, por bulerías. “Volar” y sus variaciones fue el tema que puso la guinda a un espectáculo del que salí con dolor en la cara por cómo estuve sonriendo todo el tiempo.

Antonio_Lizana_Sevilla

Realmente sentía que acababa de ver en directo algo que hará, o está haciendo historia. Tuve que comprarme el álbum de “Oriente” y reconfirmar mi teoría de que en la interdisciplinariedad está la innovación. Aunque quizá eso lo sabían ya los flamencos más viejos, que nunca dejaron que este estilo de nuestra tierra se estancase.

Redacción: Juan Bidegain

Fotografías: Refu Rivero

Chiki_lora_lacalle

CHIKI LORA en Sala La Calle: “Sumando” del primer minuto al último

 2 meses ago

Canastéreo y Batracio en Sala X: nos sacan de la órbita

 6 días ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *