5 años no son nada. Los Chikos del Maíz en la Sala Custom

Hacía cinco años que Los Chikos del Maíz no pisaban Sevilla, pero las ganas de volverlos a ver parecían no haber desaparecido. Desde las 21:00 horas ya empezaba a funcionar la seguridad y la taquilla de la Sala Custom siempre puntual en cuanto al primer evento de la noche (poco después de la 01.00 sería el turno de Beauty Brain y compañía), y para cuando conseguimos las acreditaciones de prensa, poco antes del inicio del concierto, ya podíamos contar alrededor de 200 personas en la sala, quienes buscaban los mejores espacios para disfrutar del show.

12248338_10207476750650418_653457168_o

Foto: Julián Vélez / Acción producciones

Para “Vacaciones en Suiza” (con mención especial a Cañamero y al periodista David Fernàndez), los Chikos del Maíz ya tenían al público en el bolsillo, quién saltaba y coreaba junto al dúo de Mc’s siendo apenas poco menos de las 22:30, aspecto que destacamos teniendo en cuenta que Sevilla es una ciudad más bien nocturna, en cuanto a espectáculos se refiere. Mientras tanto, la mesa del merchandising funcionaba muy bien, la mayoría de camisetas de la banda fueron compradas y usadas sobre la marcha en el concierto.

12250199_10207476750730420_1306136108_o

Foto: Julián Vélez / Acción Producciones

Sonaron “Balas y Fronteras”  y “La Estanquera de Saigón”, en este último “Los Chikos” dedicaron el tema a una señora vietnamita presente en la sala. “El de en medio de los RUN DMC”, con dedicación a C. Tangana (sigue dando jueguito el tema), puso a toda la sala a botar. La banda sabía que tenían la sartén por el mango y para “Tú al Gulag y yo a California” no dudaron en mostrar su confianza a la respuesta de los asistentes en los coros.

Lo de París estaba muy reciente, no sorprendió que Los Chikos del Maíz aprovecharon para dar su opinión al respecto, también hubo tiempo para Gallardón en “Putas y Maricones”. La explosión llegó con “Los hijos de Iván Drago”, tema en colaboración con el ya no tan amigo  Hasel. Tras cinco años sin rastro de Los Chikos del Maíz por la capital andaluza, la gente tenía ganas de escuchar y cantar los mejores temas de “Pasión de Talibanes” (2011), y cuando sonó el “hidden track” del mencionado disco, se escuchaba más las gargantas del público en el estribillo que las de los artistas.

La letra de “Los invisibles” animó a los asistentes para arrancar, ellos mismos: “Que viva la lucha de la clase obrera”. Los Mc’s respondieron con el “Hoy no me puedo Levantar” del “Hidden Track” de la “Estanquera de Saigón” para volver a poner la sala patas arriba. Se acababa el evento y había tiempo para poco. El tema “Pasión de Talibanes” calmaba las aguas un poco, poquito. Para “Trabajadores” el público ya estaba arriba otra vez. Los artistas se despedían, el público pedía otra, por lo que tanto Toni y Nega se marcaron cada uno un tema a capela, para luego cerrar el show con un tirón de orejas a la organización del Rototom por incluir a Matisyahu en su cartel del verano pasado antes de que sonara “Ya no quedan más cojones, Eskorbuto a las elecciones”

12268971_10207476750690419_116941510_o

Foto: Julián Vélez / Acción Producciones

Creemos que los valencianos se fueron muy contentos de la ciudad. Al terminar el concierto alrededor de 700 personas llenaban el parking de la Custom y los puestos de burguer “Carlos y José”. Si bien “La Estanquera de Saigón” es una de las producciones de mayor calidad de la banda, “Pasión de Talibanes” es sin duda el álbum que más repercutió en su público, o al menos, aquí en el sur. Oíamos a la salida que los asistentes se quedaron con ganas de más concierto, que sabía a poco, pero para nosotros, pendientes de detalles y del evento en general, fue un directo ameno y de calidad, especialmente en lo que a sonido se refiere.

Por: Manuel Paulino y Juanma Estudillo

Emmett paraliza Fnac Sevilla

 3 años ago

Último concierto de Fran Mariscal

 3 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *